domingo, 22 de abril de 2018

PROTA ERIK

¡Hola familias!

Os presento al protagonista de esta semana, Erik tenía muchas ganas de que llegara su semana y llegó el lunes a clase muy contento con sus fotos y juguetes. Erik es un niño cariñoso, sensible  y le gusta mucho el cole así que disfrutó muchísimo de su semana de prota.




Además, esta semana hemos comenzado a trabajar una nueva emoción…¡la sorpresa! Todos estábamos expectantes ante la visita de los papás de Erik porque sabíamos que traían una gran sorpresa así que el jueves por la tarde les recibimos un poco nerviosos. Erik llegó a clase con sus papás vestidos con el uniforme de su trabajo y nos contaron a qué se dedicaban. Su papá Antonio es Policía de Ejea y su mamá Amaya es Técnico en transporte y emergencias sanitarias.




Primero nos enseñaron las fotos para contarnos un poco sobre la vida de Erik. Además de su familia, en las fotos también estaban sus amiguitos de la guarde.



 Después nos contaron un cuento titulado “Un regalo sorprendente” que nos gustó mucho y al terminar apareció una caja con una sorpresa especial dentro…¡dos llaves! Así que, muy emocionados, salimos al recreo a descubrir que vehículos podían abrir esas llaves y nos encontramos con una gran sorpresa: ¡Un furgón de policía y una ambulancia!





Todos queríamos entrar dentro de los vehículos pero antes los papás de Erik nos explicaron algo muy importante…que el número 112 lo debemos aprender para llamar en caso de emergencia. Todos lo repetimos y ya no lo olvidaremos nunca.






Tras las explicaciones, nos fuimos corriendo a ver los vehículos y como podéis ver lo pasamos genial probando los chalecos, las porras, los cascos y todo lo que había dentro del furgón. También sacamos los conos para hacer un circuito y ¡nos convertimos en verdaderos policías controlando el tráfico!
























También entramos dentro de la ambulancia y nos explicaron muy bien como ayudan a los pacientes. Como podéis ver, ¡lo pasamos de maravilla!, nos dejaron usar los chalecos,los cascos, los guantes, montarnos en el asiento del conductor y ¡encender las sirenas! 







Como recuerdo, nos hicimos una foto de grupo y nos llevamos a casa un imán que nos hizo Amaya con el número 112 para ponerlo en casa y recordarlo siempre.



Fue una tarde inolvidable para todos así que muchas gracias a Amaya y Antonio por hacerlo posible.

¡La semana que viene volvemos con más sorpresas!